by Abril Albarrán c)

8 de julio de 2012

TIEMPO DEMOCRÁTICO


Después de derrocar
el acuerdo en el espíritu
¿le pides al cuerpo
que su sangre corra
por las venas de la confianza?

Me recuerdas al presidente
electo por el fraude mexicano
con ese autoritarismo
trata de opacar
cualquier manifestación de inconformidad.

Me tiñes de sensibilidad hormonal
como buen artista diplomático.

Tú, al igual que el presidente televisivo,
tienes miedo de gobernar,

se derramó la pro-democracia 
en las células de la ciudad,
     mi cuerpo y mente.

Pero ante todo
agradezco tu sinceridad
con base en ella reflexionaré,
ya que, el México católico
me educó en la burbuja
del ateísmo tolerante.
Abril Albarrán